2 de agosto de 2021

Los gatos de raza persa no poseen una pelaje claro, sino que su pelaje es más bien de color blanco grisáceo

Los gatos de raza persa no poseen una pelaje claro, sino que su pelaje es más bien de color blanco grisáceo. Las manchas son negras y se encuentran en las patas, la cabeza y el cuello. Los ojos son grandes y redondos, el cráneo es pequeño, la nariz larga y la cara ancha. El hocico es corto y estrecho con una mandíbula fuerte.
La melena del gato persa es abundante y tupida, pero no rizada como lo presentan los gatos domésticos desde hace algún tiempo (en realidad no existe en ninguna raza de gato un pelaje tan rizado como el que muestra en sus publicidades). La melena del persa es por lo general lisa o ondulada.
La cola es larga y puede ser ondulada o lisa. También pueden aparecer varios tipos de colas: cilíndrica, abombada o en forma de corazón (como un paraguas). El persa no tiene cuernos ni orejas puntiagudas. Tampoco presentan uñas curvadas hacia arriba.
Su peso varía entre 3 a 4 Kg;. su altura entre 20 a 25 cm;. su longitud de cuerpo entre 50 a 60 cm;. la longitud del rabito entre 30 a 40 cm;. el largor de las patitas entre 20 a 30 cm;. la longitud del brazo entre 10 a 15 cm;. el largor del brazalete entre 8 a 12 cm;. el largor del pie entre 5 a 7cm;.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *