2 de agosto de 2021

Los gatos jóvenes necesitan de una educación especial, ya que al ser muy jóvenes no han aprendido a comportarse de la forma adecuada

Los gatos jóvenes necesitan de una educación especial, ya que al ser muy jóvenes no han aprendido a comportarse de la forma adecuada. No se pueden tener en casa a gatos adultos o viejos, porque no sabrán cómo tratarles y ellos tampoco sabrán cómo tratarlos.
La mayor dificultad para los gatos es su adaptación a las personas. Es necesario que estén en contacto con humanos desde pequeñitos; si no es así, tendrá muchas dificultades para entenderlos y relacionarse con ellos. El mejor momento para acoger un gato joven es cuando son bebés o niños. La criatura tiene que irse acostumbrando poco a poco al nuevo medio ambiente hasta llegar el momento en que lo ha integrado totalmente y ya no le importan sus nuevos dueños.
El problema más importante es que los gatos jóvenes necesitan mucho cariño y mimo, pero comúnmente sus dueños les quitan todo tipo de atenciones cuando crecen y se convierten en adultos independientes. En este sentido hay quien dice que un gato joven requiere dos veces más cariño del habitual, pero si se continúa dándole estas atenciones después de su madurez no va a resultarle extraño, sino todo lo contrario: le gustará muchísimo más el nuevo ambiente familiar e incluso podría convertirse en un fiel amigo del resto de los miembros de la familia.
Hay quien dice que los animales domésticos son solo objetivamente útiles para nuestra supervivencia; sin embargo, ¿qué pasaría si nosotros mismos fuéramos objetivamente útiles para ellos?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *