26 de octubre de 2021

Los gatos siameses son una pareja de gatos muy especiales, ya que son unidos por la cabeza

Los gatos siameses son una pareja de gatos muy especiales, ya que son unidos por la cabeza. Este fenómeno se denomina craniopagus y normalmente ocurre cuando los fetos no están bien desarrollados al nacer.

En el caso de los gatos siameses, el fenómeno se produce en la etapa embrionaria, lo que hace que la conexión sea más fuerte y difícil de separar.

La conexión entre ambas cabecitas no es tan estrecha como en los niños, pero sí suficiente para impedir que haya movimientos independientes. Es por ello que a veces se les llama “gatos gemelos” ya que sus cuerpos son independientes pero su mente es una sola.

Los gatos siameses tienen dos cerebros conectados por una estructura ósea llamada “columna vertebral” o cola delgado (caudal). Esta columna vertebral es comúnmente denominada “chorro” y sirve como punto de conexión entre el cerebro derecho y el izquierdo para permitirles coordinar sus movimientos. El chorro es mucho más grueso en los gatos siameses que en las personas, ya que las conexiones necesarias para controlar todos sus miembros son complejas. Los gatos siameses tienen dos cerebros conectados por una estructura ósea llamada “columna vertebral” o cola delgado (caudal). Esta columna vertebral es comúnmente denominada “chorro” y sirve como punto de conexión entre el cerebro derecho y el izquierdo para permitirles coordinar sus movimientos. El chorro es mucho más grueso en los gatos siameses que en las personas, ya que las conexiones necesarias para controlar todos sus miembros son complejas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *