26 de octubre de 2021

Los gatos sin pelo se alimentan de la carne de una manera diferente a los gatos con pelo

Los gatos sin pelo se alimentan de la carne de una manera diferente a los gatos con pelo. El proceso de digestión es más largo y necesitan más tiempo para digerir la comida. Por lo tanto, deben comer menos cantidad pero con mayor frecuencia que los gatos sin pelo. Se les puede ofrecer dos o tres veces al día, dependiendo del nivel de actividad del animal y si está en forma o no.
Los gatos sin pelo no suelen ser golosos, por lo que no se les tiene que forzar a comer ni se les debe dar demasiada comida para evitar problemas gastrointestinales. Los gatos sin pelo son animales activos y necesitan más energía que otros felinos; por ello, deben recibir una dieta rica en proteínas (comprendidas las proteínas vegetales). Un exceso de proteínas puede provocar problemas hepáticos y renal. La cantidad diaria de proteína varía entre 10-.25% en relación con el peso corporal del animal.
El contenido graso no puede superar el 20%. Si bien es cierto que hoy en día existen muchos productos “sin grasa”, éstos sólo pueden ser utilizados si hay una deficiencia severa de colesterol en la dieta (no cuando se trata de animales sanos). No obstante, conviene revisar atentamente el etiquetado ya que algunas marcas engloban dentro del concepto “sin grasa” a aquellas con menor contenido calórico pertenecientes a sus líneas “light” o “low fat”… ¡y todavía siguen teniendo un elevado contenido calórico!.
[rotador grupo=1]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *